Ensalada templada de setas con queso de cabra

Seguimos con el reto de las ensaladas, si alguien se anima y después de hacerla, le hace una foto, LA PUBLICAMOS.

INGREDIENTES

1 bolsa de 300 g de ensalada variada (brotes tiernos de lechugas verdes, rojas, hoja de roble y rúcula)

4 huevos

16 palitos de cangrejo

200 g de setas de cardo

4 rodajas de queso de cabra

100 g de pan rallado

100 g de nueces

1 cucharita de azúcar

1 cucharita de miel

1 cucharita de agua

100 c.c. de aceite de oliva virgen extra Ilove aceite Gota verde variedad Picual

50 c.c. de vinagre de Módena o balsámico Sal y pimienta (al gusto)

PREPARACIÓN DE LA ENSALADA:

Lavamos la lechuga y demás verduras y escurrimos bien. Aunque estas ensaladas se suelen vender ya lavadas en bolsas de plástico recomiendo no obstante volver a lavarlos en agua antes de prepararla. Colocadlos en un plato grande, en este caso individual.

Cocemos los huevos. Los cubrimos con agua fría y cocemos 10 minutos a partir de la ebullición. No debemos cocerlos más tiempo ya que se forma un halo oscuro de color verdoso alrededor de la yema desagradable a la vista, con estas indicaciones os tienen que quedar perfectos. Enfriamos, pelamos, fileteamos y reservamos para el último paso.

Caramelizamos las nueces. Ponemos en un cazo las cucharadas de azúcar, miel y agua. Cuando empiecen a tomar color agregamos las nueces peladas y dejamos que se caramelicen a fuego suave entre 5‐ 10 min. Cuando estén listas colocamos con cuidado y de forma separada sobre un papel vegetal y dejamos enfriar.

Es muy importante no quemarse al recoger las nueces del cazo, es muy fácil.

Lavamos bien las setas y en una sartén añadimos unas gotas de aceite de oliva. Salteamos las setas hasta que ya no suelten agua y añadimos un poco de sal. Vuelta y vuelta, como en el típico proceso de hacer a la plancha.

Preparamos una vinagreta con 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada de vinagre de vino y 2 cucharada de miel. Salpimentamos.

Ponemos un poco de pan rallado al queso por encima y se dora en una sartén a fuego medio‐fuerte, con una gota de aceite.

Montamos la ensalada con los ingredientes anteriores, las hojas de ensalada al fondo del plato, los palitos de cangrejo en taquitos, el huevo fileteado, las setas a la plancha, agregamos la vinagreta suave y encima el queso y las nueces caramelizadas ¡Y a disfrutar!

page4image30000

Anuncios

Ensalada de arroz integral con lechuga de roble y nueces tostadas

Ingredientes:

400 g. de arroz integral.

100 g. de nueces peladas

300 g. de espinacas frescas (una bolsa)

2 lechugas de hoja de roble (450 g.)

1 diente de ajo para cocer el arroz

1 diente de ajo laminado para saltear las espinacas con el arroz

2 cucharadas de aceite de oliva para la cocción del arroz

2 cucharadas de aceite de oliva para rehogar las espinacas

2 cucharadas soperas de vinagre de módena reducido

2 cucharadas de salsa de soja
Sal y aceite de oliva, si es VITAOLEO mejor que mejor (al gusto, aliño)

PREPARACIÓN DE LA ENSALADA:

Tostad unas nueces peladas en una sartén hasta que empiecen a tomar un color dorado. Quitad la piel que llevan pegada pues se irá sola. Reservad.

Coced el arroz integral en una cazuelita con bastante agua, con un chorrito de aceite, sal, y ajo. La cocción del arroz integral es más larga que la del normal aprox unos 35‐45 minutos. Id añadiendo agua a la cocción si es necesario. Una vez cocido escurrid y reservad.

Por otro lado hervid espinacas durante unos dos minutos, escurrid y retirad.

En una sartén añadid un pelín de aceite y un ajito cortado a láminas y saltead parte de las espinacas hervidas. Teneis que introducir el arroz y remover todo junto durante dos o tres minutos a fuego lento. Añadid si se desea unos piñones, unas pasas y una pizca de canela.

Poned el arroz en unos vasitos para hacer los montoncitos. Sobre el arroz desmoldado añadid unas gotitas de salsa de soja.

Echad las nueces tostadas sobre los montoncitos de arroz. Junto a los montoncitos de arroz poned unas hojas de roble y unas hojas de espinacas y aliñad con aceite, sal, unas gotitas de vinagre de módena reducido y un chorrito de salsa de soja.

Un consejo: El arroz en esta ensalada se come tibio y no frío. La hoja de roble y las hojas de espinaca no pasa nada si están frescas y frías, mucho mejor, pero el arrocito tibio. Y se le pueden añadir una pizca de canela, unas pasas y piñones a la hora de saltear el arroz con las espinacas, le da un toque distinto y muy rico.

All i oli

Se hace con ajo y aceite de oliva, como indica su nombre. Hay que machacar mucho los ajos, para sacarles el jugo, ya que es eso lo que liga con el aceite, e ir añadiendo el aceite con una aceitera, casi gota a gota para que no se corte, a la vez que se va removiendo siempre en el mismo sentido. La única manera de cortar un alioli es querer ir demasiado rápido y añadir demasiado aceite de un golpe. Al principio el sabor y el olor de ajo es muy fuerte, más que el ajo sólo debido a la grasa aportada por el aceite, pero poco a poco se va diluyendo. De todos modos, para un mortero de allioli normalmente dos ajos son suficientes, aunque se puede añadir uno o dos más para obtener un sabor más fuerte en ajo y un poco picante. A los ajos, al principio, se les añade un poco de sal. Al final se puede rectificar de sal y, opcionalmente, añadir unas gotas de zumo de limón como condimento. Modernamente la salsa se puede montar con batidora u otros aparatos similares.

Es MUY importante quitar a los dientes de ajo el tallo de brote interior que tienen para que no tenga ese sabor tan fuerte que repite.

En la elaboración hace falta que el zumo de limón esté en contacto con los ajos machacados unos 3 minutos para que facilite el proceso de ligado, o la emulsión, con el aceite de oliva virgen.