No es oro todo lo que reluce

Transcribo una noticia que he encontrado hoy en la edición digital de ABC.

 

pastedGraphic.pdf

SOCIEDAD

SOCIEDAD

«Sólo en laboratorio y en la prueba de cata se detecta el posible engaño con el aceite de oliva»

La OCU asegura que el objetivo del estudio era denunciar «una práctica que hace daño al consumidor pero también a los aceiteros que lo hacen muy bien, que son la mayoría»
 

El informe de la OCU que acusa a nueve marcas de aceite de oliva de vender como «extra» lo que es simplemente «virgen» plantea la cuestión de si los consumidores pueden detectar de alguna manera estos prestuntos fraudes cuando vayan a comprar al supermercado. «Lamentablemente no. Sólo en laboratorio y en la prueba de cata (lo que pide la normativa europea) se detecta el posible engaño», explica a ABC la portavoz de la OCU, Ileana Izverniceanu.

Lo que sí deben conocer los consumidores es que para que un aceite sea virgen extra debe tener menos de 0,8o de acidez y «características irreprochables en la prueba de catadores», señalan desde la organización de consumidores. El aceite de oliva virgen, sin embargo, se etiqueta así cuando la acidez máxima es de 2o y «supera

 

la prueba sensorial pero con nota inferior al extra».

Ante las críticas que recibió el informe de la OCU por parte de las aceiteras que salieron mal paradas en el informe y que les acusan de poca rugurosidad en sus análisis, Izverniceanu asegura: «respetamos sus opiniones y entendemos que quieran defender sus derechos en los tribunales».

En este sentido, la organización de consumidores asegura que «apoya al sector del aceite español» y que el objetivo de este estudio ha sido denunciar «una práctica que hace daño al consumidor pero también a los aceiteros que lo hacen muy bien, que son la mayoría». «Entendemos que la patronal debería de apoyar esta idea porque consideramos que tenemos intereses comunes, un buen aceite en el mercado», señala la portavoz de la OCU, que invita a las aceiteras a mantener un encuentro para trabajar en estos objetivos comunes.

La Junta, en defensa del aceite andaluz

La Junta de Andalucía ha salido este viernes en defensa de los olivareros andaluces y ha garantizado que la calidad del aceite andaluz es «incuestionable». En un comunicado, el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ha precisado que el informe de la Organización de Consumidores y Usuarios se basa en datos parciales y ha avanzado que requerirá información ante las «dudas» planteadas por el sector, al tiempo que ha puesto valor en las miles de analíticas oficiales que se realizan anualmente y que «ponen de manifiesto la calidad de los aceites andaluces».

Ha señalado que «si en alguna ocasión se detecta algo incorrecto, hay que corregirlo, pero no se puede poner en cuestión el trabajo de marcas de enorme prestigio que superan miles de pruebas cada año sin que se detecten problemas en las mismas».

Ha recordado que desde organismos internacionales, como el Consejo Oleícola Internacional o la Unión Europea, se han desarrollado normas para establecer las categorías de calidad comercial del aceite de oliva, que permiten que el sector posea una de las regulaciones de calidad y comercialización más complejas del sistema agroalimentario, sólo comparable con la del sector vitivinícola. Son necesarios más de 45 parámetros analíticos para poder caracterizar el aceite de oliva, según el comunicado.

La Consejería de Agricultura ha desarrollado un sistema de control oficial de la calidad del aceite de oliva, que durante los últimos cinco años ha muestreado un volumen superior a 35.000 toneladas para garantizar a los consumidores un producto de máxima calidad. «Estos datos avalan que, salvo excepciones minoritarias, los productores de aceite de oliva cumplen de manera escrupulosa con las exigentes normativas de calidad», ha apostillado el consejero.

Más controles

Por su parte, el representante del Comité Consultivo de Aceite de Oliva de la Unión Europea (UE) y, a su vez, secretario general de Asaja-Sevilla, Eduardo Martín, ha pedido a la Junta de Andalucía que refuerce los controles y aplique sanciones cuando detecte incumplimientos sobre calidad en la venta de los aceites.

Martín, en declaraciones a Efe, indicó que la Consejería de Salud es la responsable de hacer los controles utilizando los laboratorios de la Consejería de Agricultura y, de hecho, recordó que hace dos años, la Junta andaluza detectó que en muchos puntos de venta «no había coincidencia» entre lo que decían las etiquetas y lo que contenían las botellas, aunque en su opinión se podría hacer mucho más. Pide por tanto que se incrementen estas inspecciones para acotar prácticas que vayan en contra del producto y del sector, lo que seguirán reclamando ante Gobierno Central, autonómico y ante la Unión Europea.

En fin que no todo el mundo que dice que es bueno realmente lo es

 

 

Anuncios